viernes, octubre 17, 2014

Reposo y Renovación...

Cada semana tenemos la bendición de celebrar la vida en el día bendecido por el Todopoderoso desde la Creación del Mundo: el séptimo día llamado Shabat. En él reposamos (cesamos) de nuestras labores semanales, pero sobre todo debemos reflexionar sobre nuestros actos hechos en los seis días pasados, para analizarlos a la Luz de la Palabra del Santo Bendito Él. Debemos tomar conciencia de nuestros errores y pedir perdón a nuestro Padre Celestial con la intención sincera de no volver a cometerlos. Celebramos también en ese día la infinita Compasión y Piedad con que YaHWéH, el Poderoso, nos ama. Cada día tenemos la oportunidad de "morir" a la vida carnal (que incita a la desobediencia y esclavitud a lo malo), para comenzar a vivir espiritualmente en obediencia al Altísimo (disfrutando de una verdadera libertad). Por eso está escrito:

Salm.44:22 Pero por tu causa nos dan muerte cada día, nos tratan como a ovejas para el matadero.


Como si cada día "morimos" por algún pecado o tropiezo, pero revivimos en el espíritu del Mesías que murió por nuestro perdón. Y al seguir con vida, nueva oportunidad tenemos para rectificar nuestras faltas, sobre todo las intencionales. Porque dijo el Altísimo:

Ezeq.18:23 ¿Acaso quiero Yo la muerte del impío?, dice Adonay YaHWéH. ¿No vivirá él, si se aparta de sus caminos?

 
Y tenemos vida en Yahoshúa (Yeshúa, "Jesús") el Mesías, pero si nos mantenemos luchando por hacer la Voluntad de nuestro Padre Celestial, apartándonos de toda desobediencia o de lo que está "bien" para los impíos. Recordemos las palabras del Mesías:  “No todo el que me dice ‘Maestro, Maestro’ entrará en el reino del cielo, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. (Mat.7:21)

 
Porque hemos sido llamados, no a vivir según el Mundo, sino como el Amo del Universo Quiere. Por eso decía Yahoshúa: "Si ustedes fueran del mundo, el mundo los amaría como suyos. Pero ya no son del mundo, sino que yo los escogí del mundo; por eso el mundo los aborrece." (Juan 15:19) Pero si nadie nos ve mal, entonces cuidado con estar haciendo lo que hace todo el mundo, o viviendo según sus costumbres. Pero si creemos que el Mesías nos escogió, debemos escapar de esas costumbres. Porque sabemos que las costumbres del mundo van en contra de la Voluntad de YaHWéH. Por eso decía el Sabio Salomón:

Prov. 3:31 No envidies a un hombre sin ley [inicuo], ni escojas ninguno de sus caminos; (32) porque el desviado es una abominación para YaHWéH, pero Él intima con los rectos.

 
Y ésto es lo que hay que buscar: la rectitud para tener una relación íntima con el Todopoderoso. Por eso dijo David:

Sal 25:14 La amistad íntima de YaHWéH es para los que Lo respetan, a ellos les da a conocer Su Alianza.

 
¿Qué Alianza? La que menciona Jeremías 31:33 "Pero ésta será la Alianza que haré con la Casa de Israel después de aquellos días –declara YaHWéH: Pondré mi Torá [Ley] en su interior y la escribiré en su corazón. Entonces yo seré su Elohim [Poderoso], y ellos serán mi pueblo.

Y esto es lo que trajo el Mesías para la "Casa de Israel" (tanto para nosotros como para judíos), la posibilidad de ser partícipes de esa Alianza con la Ley en nuestros corazones. Por lo tanto, no debemos andar desobedientes a los Mandamientos de esa Ley, porque eso es tener enemistad con el Altísimo. Debemos tener intimidad con Él. ¿Cómo? RespetándoLe, sobre todo al momento de actuar, teniéndoLe siempre presente para no deshonrarLe con nuestro malos actos. Y tambén orando cada día por Su ayuda, pidiéndoLe sabiduría, además de perdón de nuestros pecados y agradecerLe la oportunidad de vivir para corrección.

Todas las semanas y todos los días podemos ser probados. Pero, aunque hayamos tropezado (incluso gravemente), aún tenemos que seguir luchando mientras tengamos vida. Porque nuestro Padre Celestial eso espera, que sigamos luchando con fe, nunca bajando los brazos ni sintiéndonos desechados. Como dijo Salomón (Ecles. 9:4): "Pero para todo aquel que está entre los vivos hay esperanza, pues mejor es perro vivo que león muerto.". Y, mientras seguimos batallando para rectificarnos a la Luz de los Mandamientos de YaHWéH, entonces podemos confiar en que venceremos con Su Ayuda. Como ha dicho nuestro amado Shaúl de Tarsis (Pablo):

Rom. 8:37 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. (38) Por lo cual estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni los mensajeros, ni los gobiernos, ni lo presente, ni lo porvenir, ni los poderes, (39) ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarnos del amor de Elohim, demostrado mediante el Mesías Yahoshúa, nuestro Maestro.

 
Feliz Shabat en paz y fin de Sukot! Amén.


Gabriel.

lunes, octubre 13, 2014

Génesis/Bereshit cap.1


Gén.1:1 En el principio del crear de Elohim los cielos y la tierra, (2) cuando la tierra era confusión y vacío, con la oscuridad sobre la superficie del abismo y el aliento de Elohim planeaba sobre la superficie de las aguas, (3) entonces Elohim dijo: “Haya luz”, y hubo luz. (4) Elohim vio que la luz era  buena, y Elohim separó entre la luz y la oscuridad. (5) Elohim llamó  a la luz Día, y a la oscuridad la llamó Noche; y hubo anochecer y hubo mañana, día uno.  [Rashi]



Esta es la traducción del sabio judío Rashi. Es interesante su explicación sobre que no se relata la Creación necesariamente en un orden cronológico. Y es sencillo de entender: no pueden ser primeros creados la luz y la oscuridad porque ya existían "las aguas". Además, las lumbreras se crearán en el cuarto día, y las aguas se dividirán en aguas y cielos. Es por tal razón que el Todopoderoso nos está enseñando algo más que la Creación literal de todas las cosas, tal como las percibimos con nuestros sentidos. Y en eso quisiera enfocarme.

En las Escrituras Sagradas es común identificar alusiones entre elementos, por ejemplo: agua con la Palabra/Instrucción (Torá) del Amo del Universo. Si analizamos el pasaje, Elohim [que se puede traducir como "Poderoso"] crea la "luz" ¿cuándo? Cuando "la tierra era confusión y vacío, con la oscuridad sobre la superficie del abismo y el aliento de Elohim planeaba sobre la superficie de las aguas".

Hay una enseñanza que podemos rescatar de estas palabras. Sabiendo que entre las alusiones otra identificación es entre "luz" y "bien", entonces tenemos que el bien fue "creado" a partir de un estado de confusión, desorden y oscuridad. Por ello también entedemos que lo malo existe en la oscuridad, en lo oculto, en lo desordenado o sin control. Y este bien fue separado de lo malo.

Ahora bien, algunos comentaristas dicen que el "aliento de Elohim" se refiere al "espíritu del Mesías". Sin embargo, yo creo que el espíritu del Mesías es esa misma Luz. Y claro que no se debe entender que este espíritu fue creado después de cualquier otra cosa, porque de ser así no sería "primogénito". Sino que, cuando no había nada, cuando sólo existía el Todopoderoso, lo primero que fue concebido es la Luz: el Mesías, el "Hijo"; y fue separado de toda creación posterior para que luego tuviera autoridad sobre ella. Por tal razón, la "oscuridad" sería todo aquello que "no es del Mesías", o lo que aleja de él. Y el Mesías es Luz, porque también es Sabiduría recibida de YaHWéH el Padre Todopoderoso Único e Indivisible, Quien siempre fue Único y nunca ha nacido ni ha muerto. Pero el Mesías sí tuvo un principio, ha venido al Mundo, ha muerto y ha resucitado para vivir perpetuamente; y por ello es Primogénito, tanto de entre los seres creados, como de los muertos resucitados para vida perpetua.

El Mesías es Luz que fue concebida para iluminar a la Creación, especialmente a los seres humanos. Por ello dijo Pablo (Shaúl de Tarsis), citando a Isaías:

Ef.5:14 Por eso dice [la Escritura]: “¡Despiértate, tú que duermes, y levántate de entre los muertos [Is.26:19, 60:1], y te alumbrará el Mesías!” [VIN]

¿Por qué? Porque:

Isaías 9:2 El pueblo que andaba en tinieblas ha visto una luz brillante; a los que habitaban en una tierra muy sombría, la luz les ha resplandecido. [VIN]

Vean allí la idea del Comienzo: resplandeció la luz a partir de un estado sombrío o de tinieblas (confusión, vacío, oscuridad). Por tal razón tienen sentido las siguientes palabras:

Juan 1:4 En él [Mesías] estaba la vida, y esa vida era la Luz de los hombres. (5) La luz resplandece en medio de las tinieblas, y las tinieblas no la han vencido. (9) Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo.
[VIN]

¿Por qué era la Luz que alumbra a todo hombre?


Col.2:9 Porque en él reside corporalmente toda la plenitud de la Cualidad Divina; (10) y ustedes están completos en él, quien es la cabeza de todo gobierno y autoridad. [VIN]

Todos los Atributos Buenos de YaHWéH residen en el ser de Yahoshúa [Yeshúa] el Mesías. Y, para ser personas íntegras, debemos permitir que su espíritu nos guíe. Y esto último significará andar en Luz. También andar en ella es vivir de acuerdo a la Luz que es la Sabiduría de YaHWéH. Y si andamos en el Mesías, andamos según esa Luz que Yahoshúa representa: la Sabiduría del Altísimo que ilumina a través de él. Porque si rechaza la Luz, uno está como en un sueño, que puede identificarse con ignorancia de la Verdad Celestial, incluso necedad. Por eso explicaba Pablo:

Rom.13:11 Y en todo esto tengan en cuenta el tiempo, que ya es hora de despertarse del sueño; porque ahora la salvación está más cerca de nosotros que cuando creímos. (12) La noche está avanzada, y el día está cerca. Así que despojémonos de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz. (13) Andemos decentemente, como de día; no con glotonerías y borracheras, ni en pecados sexuales y libertinajes, ni en peleas y envidia. (14) Más bien, vístanse del Maestro Yahoshúa el Mesías, y no hagan provisión para satisfacer los deseos carnales. [VIN]

1Tes.5:5 Todos ustedes son hijos de luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. (6) Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos moderados. (7) Porque los que duermen, de noche duermen; y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. (8) Pero nosotros que somos del día seamos sobrios, vestidos de la coraza de la fe y del amor, y con el casco de la esperanza de la salvación. (9) Porque no nos ha puesto Elohim para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Maestro Yahoshúa el Mesías, (10) quien murió por nosotros para que, ya sea que velemos o sea que durmamos, vivamos juntamente con él. [VIN] 

Dice Pablo: "La noche está avanzada, y el día está cerca. Así que despojémonos de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.". Y esto muestra el Comienzo de la Creación: una enseñanza de vida para que andemos en la Luz, que simboliza la órden de "vístanse del Maestro Yahoshúa el Mesías, y no hagan provisión para satisfacer los deseos carnales". Porque quienes viven dejándose esclavizar por los deseos carnales, vivirán "en la carne", como explicaba Pablo:

Gal. 5:16 Por eso digo: Anden en el espíritu, y así jamás satisfarán los malos deseos de la carne. (17) Porque la carne desea lo que es contrario al espíritu, y el espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, para que ustedes no hagan lo que quisieran. [VIN]

¿Qué significa esto? Que nuestra vida debe desarrosarse poniendo todas nuestras energías en andar según el espíritu del Mesías y del Espíritu de Santidad de YaHWéH. Y esto es andar en la Luz y en el espíritu. Nuestro espíritu se amolda al espíritu del Mesías que es la plenitud de las cualidades del Todopoderoso. Y para eso debemos despertar de la noche, de la ignorancia, de la vida en la carne.

Recordemos en qué momento el Todopoderoso dijo: “Haya luz”, cuando estaba "la oscuridad sobre la superficie del abismo y el aliento de Elohim planeaba sobre la superficie de las aguas".  La oscuridad sobre la superficie del abismo representaría el alejamiento de hacer la Voluntad del Padre Celestial, así como en el caso del "hijo pródigo" en la parábola, donde el abismo sería el alejamiento a tal punto de llegar a tener que alimentar cerdos y pasar tanto hambre como para desear la comida de los tales. El abismo puede significar también una vida llena de sufrimientos por causa de la desobediencia a los Mandamientos de YaHWéH. Esa desobediencia es la "oscuridad", la ignorancia o necedad que hace a uno dormir lejos de la Luz.

Sin embargo, también existía el "aliento de Elohim" moviéndose sobre "las aguas". Esto significa que el Espíritu del Altísimo se mueve a través de Sus Mandamientos, de Su Palabra cuando es recibida. Desde el momento en que uno comienza a obedecer al Santo Bendito Es, es guiado por Su Espíritu para llevarlo hacia la Luz de la Sabiduría Celestial. Y para ello es necesario "nacer de nuevo", como enseñó nuestro Maestro y Mesías (Jn.3:3-5). Porque sólo naciendo de nuevo uno pasa de muerte a vida, del mal al bien, de oscuridad a luz. Por ello dijo Yahoshúa el Mesías:


Juan 3:5 Yahoshúa respondió: “En verdad, en verdad te digo que a menos que uno nazca del agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de Elohim. [VIN]


¿Por qué? Porque "del agua" no sólo es la inmersión en su nombre, sino un despertar de la oscuridad de la ignorancia o desobediencia o necedad, para comenzar a obedecer la Voluntad (Palabra o Mandamiento) del Altísimo. Y "del espíritu" es guiarse por el Espíritu de Santidad que morará en nuestros corazones para permitirnos "vivir en el espíritu", sin caer esclavizados a las pasiones carnales. Entonces, de esa manera, se produce un "Haya luz", tal como lo decía Pablo:


2Co.4:6 Porque Elohim, que mandó resplandecer la luz en las tinieblas, es El que ha resplandecido en nuestros corazones, para darnos la luz del conocimiento glorioso de Elohim en el rostro de Yahoshúa el Mesías. [VIN]

Gracias a "vivir en el Mesías", estaremos obedeciendo a nuestro Padre Celestial. Pero este conocimiento, para que sea verdaderamente Luz e ilumine a los demás en la oscuridad, debe mostrar signos de que se practica tal obediencia. Porque la legítima obediencia es cuando se hace lo que se debe hacer, no sólo cuando se sabe ello. Los frutos deben ser el producto tangible de una vida que es nueva, que ha resucitado con el Mesías para hacer las buenas obras que enseña YaHWéH, nuestro TodoPoderoso, con el fin del deleite perpetuo. 


Gabriel.

martes, octubre 07, 2014

Sukot (Cabañas)

Llegó otra celebración ordenada por el Todopoderoso a Israel, llamada Sukot (Cabañas). Pues así consta en la Torá:

Lev.23:39 Pero en el día quince del séptimo mes, cuando hayan recogido el producto de la tierra, observarán la Festividad de YaHWéH por siete días; el primer día será de descanso completo y el octavo día será de descanso completo. (40) En el primer día llevarán los frutos escogidos, limón, frondas de palma, ramas espesas y sauces de río, y celebrarán en la presencia de YaHWéH su Elohim por siete días. (41) Lo observarán como una Festividad a YaHWéH siete días al año; es una regulación permanente, generación en generación; guárdenla en el séptimo mes. (42) Vivirán en sukkot [cabañas] por siete días; todo ciudadano de Yisrael vivirá en una sukkah [cabaña], (43) para que de generación en generación de ustedes sepan que Yo hice que los hijos de Yisrael vivieran en sukkot [cabañas] cuando los saqué de la tierra de Mitzrayim [Egipto]; Yo soy YaHWéH su Elohim. [TKIM]

Lo subrayado es el motivo de esta celebración. Los israelitas nazarenos no estamos obligados a seguir los requerimientos rabínicos del judaísmo, como las medidas de la cabaña y el lulav (las 4 especies para orar usando filacterias). Si puede hacerse la cabaña en un espacio suficiente, se la construye como pueda, tratando de que sea al aire libre. Y el resto, además de en lo posible no trabajar el primero y octavo día, es compartir dentro de ella un tiempo durante los ocho días que dura la fiesta, especialmente orando, leyendo Salmos y recordando el significado profundo que enseña la misma.

En principio, el simbolismo de esta fiesta representaría el reinado milenial del Mesías para cuando regrese. Y qué más podemos aprehender de ella? Dice la Torá:

Deut. 8:1 Observa fielmente todo mandamiento que yo te imparto hoy, para que prosperes y aumentes y puedas poseer la tierra que YaHWéH prometió bajo juramento a tus padres. (2) Acuérdate del largo camino que YaHWéH tu Elohim te hizo recorrer en el desierto los pasados cuarenta años, para probarte mediante penalidades para saber lo que había en tu corazón y si guardarías sus mandamientos o no. (3) Él te sometió a la penalidad del hambre y después te dio a comer maná, que ni tú ni tus padres habían conocido jamás, para enseñarte que no sólo de pan vive el hombre, sino que el hombre vive de todo lo que sale de los labios de YaHWéH. (4) Tu ropa no se te gastó encima, ni se te hincharon los pies en esos cuarenta años. (5) Ten en mente que YaHWéH tu Elohim te disciplina tal como un hombre disciplina a su hijo. (6) Por lo tanto guarda los mandamientos de YaHWéH tu Elohim: anda en Sus Caminos y Reveréncialo. [VIN]

Vemos que el Pueblo de Israel peregrinó durante 40 años por el desierto con la protección total del Altísimo. Sin embargo, ellos sufrieron muchas cosas por causa de su poca fe. Las penalidades o pruebas de YaHWéH son para testear nuestra fe que decimos tener. Y las pruebas se presentan para saber qué hay en nuestros corazones: obediencia o desobediencia a los Mandamientos del Santo Bendito Es. Porque: ¿Qué es lo que YaHWéH quiere de nosotros? Que andemos en Sus Caminos y Le Reverenciemos. Y para eso no hay otra manera que obedecer sus Mandamientos. Pero, cuando pecamos, sufrimos castigos que son parte del disciplinamiento del Altísimo para que Le busquemos.

¿Qué se recuerda con las cabañas? Precisamente esa protección del Todopoderoso a su Pueblo. Y cuando nosotros, hoy en día, mantenemos una fe cimentada en la obediencia a los Mandamientos de YaHWéH, podemos vivir tranquilos (reposar) de la mano de Yahoshúa el Mesías como estando en una gran cabaña, que es la "Casa de YaHWéH". Por eso decía David:


Salm.27:4 Sólo una cosa le he pedido a YaHWéH, y esto es lo que buscaré: vivir en la Casa de YaHWéH todos los días de mi vida, para admirar la hermosura de YaHWéH, y para frecuentar su Templo.

Sal.23:6 Sólo el bien y el amor me acompañarán todos los días de mi vida, y en la Casa de YaHWéH moraré por largos días.

Salm.84:4 Felices los que habitan en Tu Casa, alabándote siempre. (5) Felices los que encuentran en Ti su refugio, en cuya mente están Tus Caminos. (6) Cuando atraviesan el Valle de Lágrimas, lo consideran como lugar de manantiales, como si la lluvia temprana lo hubiera cubierto de bendiciones.


Pero la "Casa de YaHWéH" es un estado espiritual de nuestro ser, con la mente siempre puesta en la obediencia y seguir el ejemplo del Mesías. Cuando ello verdaderamente ocurre, entonces vivimos confiados y protegidos por el Espíritu de Santidad que mora en nuestros corazones. Si YaHWéH mora en nosotros mediante Su Espíritu, viviremos en Su Casa. Y eso nos enseña también la morada en la cabaña.

Ahora bien, la cabaña no tiene la misma seguridad y confort que la casa de cada día. Esto también nos quiere dar otra enseñanza: sentirnos fuertes en la humildad y las pruebas sin depender de nada material al estar conectados con el Amo del Universo. Esa idea la expresó muy bien Pablo, cuando dijo:

2Co.4:16 Por eso no nos desanimamos; al contrario, aunque se va desgastando nuestro ser exterior, el interior [la morada en la cabaña espiritual con el Altísimo], sin embargo, se va renovando de día en día. (17) Porque nuestra momentánea y leve tribulación produce para nosotros, cada vez en mayor grado, una medida eterna de gloria. (18) Pues no fijamos la vista en lo que se ve, sino en lo que no se ve; porque lo que se ve es pasajero, pero lo que aún no se ve es eterno. [VIN]

2Co 5:1 Porque sabemos que si se deshace nuestra casa terrenal, que es una carpa temporal, recibiremos de YaHWéH un edificio, una casa eterna hecha en los cielos, no por manos humanas. (2) Por eso en esta carpa gemimos deseando revestirnos de nuestra habitación que viene del cielo; (3) si es que nos hallamos vestidos en ese día, y no desnudos. (4) Porque los que estamos en esta carpa suspiramos agobiados, no porque deseemos ser desvestidos, sino más bien revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. (5) Pues el que nos preparó para esto es Elohim, Quien nos ha dado el anticipo del Espíritu. (6) Así vivimos siempre confiados; y sabemos que durante nuestra estancia en este cuerpo peregrinamos ausentes del Maestro. (7) Porque andamos por fe, no por vista.[VIN]

La cabaña nos muestra que vivimos en una morada temporal, hasta que recibamos una habitación perpetua al fin de este Mundo. Pero preste mucha atención la enseñanza de Pablo. Debemos lograr "revestirnos", "para que lo mortal sea absorvido por la vida". Es decir, que para poder recibir esa morada en el Mundo Venidero, será necesario estar revestidos y no desnudos. ¿Qué quiere decir esa diferencia? El revestimiento tiene que ver con cambiar o limpiar las ropas. El Altísimo dijo por medio de Isaías: 

Is.1:16 Lávense y límpiense, aparten sus malas acciones de mi vista. Dejen de hacer el mal; (17) aprendan a hacer el bien. Dedíquense a la justicia; ayuden al oprimido, apoyen los derechos del huérfano, defiendan la causa de la viuda. [VIN]


Y en Apocalisis dice:

Rev.22:14  Dichosos los que lavan sus ropas para tener derecho al árbol de la vida y poder entrar por las puertas de la ciudad. (15)  Pero fuera se quedarán los pervertidos, los que practican la brujería, los que cometen inmoralidades sexuales, los asesinos, los que adoran ídolos y todos los que aman y practican el engaño. [DHH]

¿Por qué limpiar las ropas significa obedecer al Todopoderoso para tener parte en el Árbol de la Vida?  Porque el primer hombre desobedeció al comer del árbol prohibido por YaHWéH y alcanzó conocimiento por la rebeldía. Por eso está escrito:

Gen.3:22 Luego YaHWéH Elohim dijo: Ahora que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conocedor  del bien y el mal, si alarga la mano [actúa en obediencia] y toma del Árbol de  la Vida y come [aprende y practica los Mandamientos de YaHWéH], vivirá para siempre. [VIN]

También dice el Apoc.:

Rev.3:17 Ya que tú dices: "Soy rico; me he enriquecido y no tengo ninguna necesidad," y no sabes que tú eres desgraciado, miserable, pobre, ciego y desnudo, (18) yo te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se descubra la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que veas. [VIN]

Rev.16:15 “Miren, yo vengo como ladrón. Feliz el que vela y guarda sus vestidos para que no ande desnudo y vean su vergüenza”. [VIN]

Por lo tanto, estar desnudo significa incumplir los Mandamientos de YaHWéH. Las vestiduras blancas aluden a cumplir los mismos. El oro refinado por el fuego se refiere a forjar, a través de las pruebas de la vida, una fe obediente a la Voluntad del Altísimo, de manera que se vean los frutos de ello. Porque en teoría cualquiera puede ser santo o bueno, pero es en la práctica que debe mostrarse. Y el "colirio" es la sabiduría celestial por la que uno se rige en la vida, que es la Guía de la Palabra de YaHWéH. Quien se aferra a ella, entonces podrá "ver", entender o ser sabio, y más aún con la ayuda de Yahoshúa el Mesías.

Alguien quizás diga: "Pero yo soy salvo por fe, tal como enseñó Pablo, y no por obras legales, como enseña Gal.2:16."

Sin embargo, además de lo que dice Apoc.22:14-15, también dijo Pablo:

Gal.5:19 Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Estas son: fornicación, impureza, desenfreno, (20) idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, (21) envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, de las cuales les advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Elohim. [VIN] 

Entonces, Pablo dice que por hacer esas obras uno puede quedar afuera del Reino de YaHWéH. ¿Acaso Pablo se contradijo? No. Porque en otro lugar dijo: "¿Luego por la fe invalidamos la Ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la Ley." (Rom.3:31) ¿Cómo confirmamos la Ley por medio de la fe? Por lo que dijo Pablo en otro lugar, citando una profecía de Jeremías (31:33-34):


Heb. 10:16 “Este es el Pacto que haré con ellos después de aquellos días –dice YaHWéH– pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré”, (17) añade: “Nunca más me acordaré de los pecados e iniquidades de ellos”. [VIN]

Por lo tanto, es verdad que nadie se justifica por obras legales o por mérito propio, pero eso no quiere decir que uno esté habilitado para violar libremente los Mandamientos del Amo del Universo por tener fe en el Mesías. Porque la fe sola no le alcanzará, tal como lo explica Stgo.:

Jac. 2:14 Hermanos míos, si alguno dice que tiene fe y no tiene obras, ¿de qué sirve? ¿Puede acaso su fe salvarlo?

Jac.2:26 Porque tal como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

¿Y a qué obras se refiere el emisario nazareno? Pues a las obras de bien que enseña la Ley o Torá, o que no sean las consideradas como pecado, como las que describió Pablo. Entonces tienen sentido coherente las palabras de Pablo al decir:

Rom 3:20 Así que por obras legales nadie se justificará delante de él; pues la función de la Torá [Ley] es definir el pecado.

Y quien tiene fe en el Mesías debe ser una nueva creación, un nuevo ser nacido no para pecar, sino para obedecer los Mandamientos de YaHWéH. Y para ello necesitamos la Torá, que es la Palabra de YaHWéH diciéndonos qué es pecado. Y la justicia no se alcanzará por el mayor cumplimiento de la Torá, aunque uno sí puede ser dejado fuera del Reino de YaHWéH por transgredirla en demasía. Y Pablo es claro en advertir:


Heb.3:7 Por eso, como dice el Espíritu de Santidad: “Si oyen hoy su Voz, (8) no endurezcan sus corazones como en Merivá [provocación], en el día de Masá [prueba] en el desierto, (9) donde sus padres me pusieron a prueba y vieron mis obras durante cuarenta años. (10) Por eso me enojé con aquella generación y dije: ‘Ellos siempre están extraviados de corazón y no han conocido mis caminos’. (11) De modo que juré en mi ira: ‘¡Jamás entrarán en mi reposo!’” (12) Así que, hermanos, tengan cuidado: que no haya en ninguno de ustedes un corazón malo de incredulidad que los aparte del Elohim vivo. (13) Más bien, exhórtense unos a otros cada día, mientras dure ese “hoy”, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado. (14) Porque hemos llegado a ser compañeros del Mesías, si de veras retenemos hasta el fin nuestra confianza del principio, (15) mientras se dice: “Si oyen hoy su Voz, no endurezcan sus corazones como en Merivá”. [VIN]


Heb. 4:11 Así que, procuremos con diligencia entrar en ese reposo, no sea que alguien caiga en el mismo ejemplo de desobediencia.

¿Desobediencia a qué? A los Mandamientos del Altísimo. ¿Y cuál es nuestro "reposo"? El obedecer a YaHWéH con la Torá en nuestros corazones, viviendo una nueva vida según la fe guiada por el Mesías. Por ello el Mesías también es para nosotros, los nazarenos, una "cabaña" donde reposamos con una fe obediente que produce buenas obras agradables al Todopoderoso. Mientras esperamos su regreso, procuremos no olvidar el consejo de Pedro:

2Ped.3:14 Por lo tanto, amados, estando a la espera de estas cosas, procuren con empeño que se encuentren en paz, sin mancha e irreprensibles delante de Él. (15) Consideren que la paciencia de nuestro Maestro es para salvación; como también nuestro amado hermano Shaúl [Pablo] les ha escrito, según la sabiduría que se le ha dado. (16) Él habla de estas cosas en todas sus cartas, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los indoctos e inconstantes tuercen, como lo hacen también con las otras Escrituras, para su propia destrucción. (17) Así que ustedes, amados, ya que saben esto de antemano, tengan cuidado; no vaya a ser que se desvíen por el engaño de los sin-Ley, y caigan de su firmeza. [VIN]




Gabriel

miércoles, octubre 01, 2014

El Perdón en el Día de Expiación (Yom Kippur)

Sabemos que el día de Expiación que se cumplía según la Torá (según Lev.16:29-34 y Lev.23:27-32 y Núm.29:7-11), ya no se puede hacer de la misma manera por falta de Templo en Jerusalem y de Sumo Sacerdote levita. Lo que ha quedado para el pueblo de Israel es el ayuno en ese día para pedir al Todopoderoso perdón por los pecados cometidos desde luego del Día de Expiación del año anterior.

Ahora bien, los que aceptamos a Yahoshúa (Yeshúa / "Jesús") como Mesías Salvador del Pueblo de Israel, sabemos que él se ha sacrificado con su muerte por nuestros pecados haciendo expiación perpetua. Esto lo explica Pablo:


Heb.9:11 Pero estando ya presente el Mesías, el Sumo Sacerdote de los bienes que han venido, mediante la más amplia y perfecta Morada no hecha de manos, es decir, no de esta creación, (12) entró una vez para siempre en el [Lugar] Santísimo, logrando así eterna redención, ya no mediante sangre de cabros ni de becerros, sino mediante su propia sangre. (13) Porque si la sangre de cabros y de toros, y la ceniza de la novilla rociada sobre los contaminados, los santifican concediéndoles una purificación externa, (14) ¡cuánto más la sangre del Mesías, quien mediante el Espíritu Eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Elohim, limpiará nuestras conciencias de las obras muertas para servir al Elohim vivo! (15) Por eso él es el mediador de la nueva alianza, para que los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna, ya que intervino muerte para redimirlos de las transgresiones [cometidas] bajo la primera alianza. [VIN]

Sin embargo, aunque nuestros pecados ya fueron expiados con la muerte de Yahoshúa para darnos vida eterna en el futuro, igualmente estamos expuestos a juicios y castigos por violar los mandamientos deliberadamente. No significa que el aceptar al Mesías nos da permiso para pecar librementes. De ninguna manera, y esto lo deja bien en claro el mismo Pablo:


Rom 6:1 ¿Qué concluimos entonces? ¿Permaneceremos en el pecado para que se aprecie mejor el favor? (2) ¡De ninguna manera! Porque los que hemos muerto para efectos del pecado, ¿cómo vamos a vivir todavía en él? (3) ¿Ignoran ustedes que todos los que nos sumergimos en el Mesías Yahoshúa nos sumergimos en su muerte? (4) Pues, por la inmersión quedamos sepultados con él en la muerte, para que así como al Mesías lo resucitó de entre los muertos el Poder del Padre, así también nosotros iniciemos una vida nueva. (5) Porque así como hemos venido a estar unidos con él por esa representación de su muerte, también lo estaremos por la representación de su resurrección. (6) Y sabemos que nuestro viejo hombre quedó ejecutado en el madero con él, para que se destruya el cuerpo pecador, para que ya no seamos esclavos del pecado; (7) porque el que muere se libera [del poder] del pecado. (8) Si hemos muerto con el Mesías, creemos que también viviremos con él. (9) Sabemos que el Mesías, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere; la muerte ya no tiene más dominio sobre él. (10) Porque al morir, para efectos del pecado murió una vez por todas; pero al vivir, vive para Elohim. (11) Así también ustedes, considérense muertos para efectos del pecado, pero vivos para Elohim en el Mesías Yahoshúa. (12) Así que no reine el pecado en su cuerpo mortal, de modo que obedezcan a sus malos deseos. (13) Ni tampoco ofrezcan sus miembros al pecado, como instrumentos de injusticia; sino ofrézcanse ustedes mismos a Elohim como vivos de entre los muertos, y sus miembros a Elohim como instrumentos de justicia. (14) Porque el pecado no tendrá dominio sobre ustedes, pues ya no están bajo [la condena de] la Ley, sino bajo [la protección de] la Gracia. (15) Entonces, ¿qué? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo [la condena de] la Ley, sino bajo [la protección de] la Gracia? (16) Ustedes bien saben que cuando se ofrecen a alguien para obedecerle como esclavos, son esclavos del que obedecen; ya sea del pecado para muerte o de la obediencia para justicia. (17) Pero gracias a Elohim porque, aunque ustedes eran esclavos del pecado, han venido a obedecer de corazón a aquella forma de enseñanza a la cual se han dedicado; (18) y una vez libertados del pecado, se han hecho servidores de la justicia. [VIN]


Heb.10:26 Porque si continuamos pecando voluntariosamente, después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado, (27) sino una horrenda expectativa de juicio y de fuego ardiente que ha de devorar a los adversarios. [VIN]


Entendemos que todos estamos expuestos al Juicio del Amo del Universo, ante Quien debemos dar cuenta de nuestros actos (Rom.14:11-12; Heb.4:13). Y cuando violamos Sus Mandamientos, aún creyendo en Yahoshúa como Mesías, podemos llegar a recibir castigos para corrección o justicia. Sobre todo cuando violamos los mandamientos relacionados con el amor al prójimo o con la degradación propia, que es también no amar al Santo Bendito Sea.

También es cierto que el Altísimo nos perdonará siempre que nos arrepintamos sinceramente (como lo da a entender la parábola del "hijo pródigo") y nos comprometamos a no caer en los mismos pecados. Por tal razón debemos tomar el ayuno del Día del Perdón como una ofrenda de nuestro corazón arrepentido (Salm.51:17) por los pecados cometidos intencionalmente. Y no se tome la "negación propia" o la exigencia del ayuno como una expiación superficial y un frío cumplir del mandato, sin arrepentimiento sincero de los pecados cometidos.

Son muy importantes los consejos de Pablo y, más interesante aún, la relación con la enseñanza del Moré Yosef Alvarez sobre los chivos que utilizaba el Sumo Sacerdote para expiación en Yom Kippur. Yosef explica que un chivo era designado "Para YaHWéH" y sacrificado; y otro designado "laazazel", cuya correcta traducción es "chivo para alejamiento", y no tiene nada que ver con un demonio o satan, como algunos dicen. El Moré nos enseñó en el siguiente extracto: 


«"azazel" que quiere decir literalmente "cabro de partida". Esta formada por el hebreo "ez" que significa cabro y "azal" significa "marcharse".  (...)
La verdad fundamental es que las Escrituras declaran que Yahoshúa fue el ÚNICO que llevó los pecados, que no solo murió por la remisión de los pecados, sino que fue además el único que quitó esos pecados. Cuando vemos al macho cabrío y al azazel de YaHWéH como una ofrenda expiatoria, en lugar de dos ofrendas separadas por miles de años, entendemos y apreciamos con más facilidad el cumplimiento simbólico. Yahoshúa es el cumplimiento perfecto del sacrificio expiatorio atípico. Como el macho cabrío de YaHWéH su sangre limpió el santuario celestial (Heb. 9:23) y el Israel de YaHWéH (Lev. 16:17). Como "azazel" llevó nuestros pecados y los eliminó para siempre. ¡Aleluya!".»
Pero además, el chivo "para YaHWéH" sacrificado representaría esto que dijo Pablo.


Rom.6:3 ¿Ignoran ustedes que todos los que nos sumergimos en el Mesías Yahoshúa nos sumergimos en su muerte? (6) Y sabemos que nuestro viejo hombre quedó ejecutado en el madero con él, para que se destruya el cuerpo pecador, para que ya no seamos esclavos del pecado; (7) porque el que muere se libera [del poder] del pecado. [VIN]

Y el chivo "azazel" representarío lo siguiente:

Rom.6:10 Porque al morir, para efectos del pecado murió una vez por todas; pero al vivir, vive para Elohim [Dios]. (11) Así también ustedes, considérense muertos para efectos del pecado, pero vivos para Elohim en el Mesías Yahoshúa. (12) Así que no reine el pecado en su cuerpo mortal, de modo que obedezcan a sus malos deseos. [VIN]

Es decir: el primer chivo representa la muerte con el Mesías y de nuestro viejo hombre con sus pecados en ignorancia de los Mandamientos, tal como lo explica Pablo:

Ef.4:17 Esto digo e insisto en el Maestro: que no se conduzcan más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, (18) teniendo el entendimiento oscurecido, alejados de la vida de Elohim por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón. (19) Una vez perdida toda sensibilidad, se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas. (20) Pero ustedes no han aprendido así al Mesías, (21) si en verdad lo han oído y los han enseñado en él, así como la verdad está en Yahoshúa. (22) Con respecto a su antigua manera de vivir, despójense del viejo hombre que está viciado por los deseos engañosos; (23) pero renuévense en el espíritu de su mente, (24) y vístanse del nuevo hombre que ha sido creado a semejanza de Elohim en justicia y santidad de verdad.
[VIN]

Y esto significa nacer de nuevo, tal como lo exigía Yahoshúa como condición para entrar al Reino del Todopoderoso (Juan 3:3-5). Y esto es ofrendar el "chivo" con nuestros pecados para YaHWéH en la muerte del Mesías, el cual ha cumplido también con la ofrenda del chivo "azazel", llevando lejos nuestros pecados. Pero hermanos: debe haber "muerte y resurrección" en la vida. Porque si continuamos "viviendo en la carne", tal como decía Pablo, no podremos vivir en el Mesías correctamente.

Gal.5:16 Por eso digo: Anden en el espíritu, y así jamás satisfarán los malos deseos de la carne. (17) Porque la carne desea lo que es contrario al espíritu, y el espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, para que ustedes no hagan lo que quisieran. (18) Pero si se dejan guiar por el espíritu, no están bajo [la condena de] la Ley. (19) Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Estas son: fornicación, impureza, desenfreno, (20) idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, (21) envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, de las cuales les advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Elohim. [VIN]

Pero "vivir en el espíritu" es vivir cumpliendo los Mandamientos del Altísimo, imitando a su vez al Mesías, guiados por el Espíritu de Santidad de YaHWéH. Para ello hay que ofrendar nuestra vida para que viva celestialmente en este mundo, esperando el Mundo Venidero para disfrutar del gran premio eterno. Y al vivir en el espíritu, cumpliremos con una importante exigencia: el amor, entre otras cualidades como dijo Pablo.

Gal.5:22 Pero el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, (23) mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay Ley, (24) porque los que son del Mesías Yahoshúa han ejecutado en el madero la carne con sus pasiones y deseos. (25) Ahora que vivimos en el espíritu, andemos en el espíritu. [VIN]

Y en este Día del Perdón que se aproxima debemos tener muy en cuenta el amor al prójimo. Porque no se trata sólo de pedir perdón a Dios ayunando. Con respecto a esto nos ha enseñado el Mesías:


Mat. 5:23 De modo que si llevas tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, (24) deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve a reconciliarte primero con tu hermano, y después vuelve y presenta tu ofrenda.  [VIN]

Esto podría entenderse de la siguiente manera: antes de ayunar y "ofrendarle" tu "sacrificio" a YaHWéH para solicitarle perdón de tus pecados, debes asegurarte de solucionar cualquier conflicto que tengas con tu prójimo.  Es decir: si alguien nos ha ofendido o hecho daño emocional, debemos perdonarle. Y si hemos hecho nosotros algún daño a alguien, debemos pedirle encarecidamente perdón. Lo primero es lo más importante, porque siempre podemos perdonar, porque quizás no siempre podemos ser perdonados. Pero al menos cumplimos ante el Padre Compasivo al pedir perdón a nuestro prójimo, humillando nuestro orgullo.

Heb.13:20 Y el Elohim [Dios] de la paz, que por la sangre de la alianza eterna levantó de entre los muertos a nuestro Maestro Yahoshúa, el gran Pastor de las ovejas, (21) los haga aptos en todo lo bueno para hacer Su Voluntad, haciendo en nosotros lo que es agradable delante de Él, por medio de Yahoshúa el Mesías. A Él [a YaHWéH] sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. [VIN]


Gabriel.

Pd: estudio sobre "azazel" del Moré Yosef Alvarez.

http://sendaantigua.net/docs/Azazel.htm

martes, septiembre 30, 2014

Yom Kippur y Yahoshúa el Mesías (Moré Yosef Alvarez)

Comparto estudios en audio del Moré Yosef Alvarez sobre el Día de Expiación o del Perdón (Yom Kippur) relacionado con el sacrificio hecho por Yahoshúa (Yeshúa o Jesús) el Mesías.

http://sendaantigua.net/Audio/YomKipur-1.mp3

y

lunes, septiembre 29, 2014

Todo es para bien

Quizás muchos han leído la frase hebrea: "gam zu letová", frase que se traduce como "esto también es para bien" o "todo es para bien". Y significa que cuando alguien está pasando un mal momento, sea lo que fuere, debe dejarlo todo en manos de Dios (porque Él tiene el control de todo), apoyarse espiritualmente en la oración "conversando" con Él, y esperar confiadamente que todo pase hasta que venga lo mejor. Porque incluso ese mal momento se transformará luego en bueno, y por eso es necesario experimentarlo, aunque parezca difícil entenderlo.

Nuestro recordado Pablo, ya nos había adelantado esta manera de enfrentar los malos momentos con fe, cuando dijo:

Rom.8:28 Sabemos que YHWH hace que todas las cosas contribuyan al bien de los que lo aman, de los llamados conforme a su propósito. (VIN)
 

¿Por qué sabemos esto? Porque:

YHWH ha estabecido su trono en el cielo, y su gobierno soberano es sobre todos. (Salm.103:19, VIN) 


Por eso debemos tener la fe confiada en que todo lo que nos pase, aún lo malo o negativo, será finalmente para nuestro bien porque está supervisado por el Amo del Universo. Recordando también el consejo de Pablo:

1Cor.10:13  Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. (DHH)

martes, septiembre 23, 2014

Yom Teruá (Día de toques de Trompetas o de Aclamación)

A las puertas de la celebración de la Fiesta de las Trompetas o Día de Aclamación (YomTeruá), será bueno reflexionar sobre algunos significados de la misma.

En primer lugar debemos tener en claro qué es Yom Teruá. Es la quinta convocación ordenada por la Torá (Ley) entregada a Moisés, según como está escrito:



Lev. 23:23-25 YaHWéH le habló a Moisés, diciendo: (24) "Háblales así al pueblo israelita: en el séptimo mes, el día primero del mes, ustedes observarán un completo descanso, una ocasión sagrada conmemorada con fuertes toques de trompetas [zijrón teruá, palabras también entendidas como recuerdo de aclamación]. (25) No trabajarán en sus ocupaciones, y traerán una ofrenda encendida a YaHWéH". (VIN)

Núm. 29:1 En el séptimo mes, el primero del mes, observarán una ocasión sagrada: no trabajarán en sus ocupaciones. Lo observarán como día de sonar la trompeta [o de aclamación]. (VIN)


Teruá significa literalmente clamor, que puede ser de alegría o grito de batalla. Desde la antiguedad se usó un cuerno de carnero (llamado Shofar) para emitir un sonido que representaba ese clamor. El shofar también se usaba para ir a la guerra, y recordarán cuando los israelitas derrumbaron las puertas de Jericó (Josué 6), cuando luego de rodear la ciudad durante 7 días, en el último luego de un sostenido toque de shofar (como un toque de teruá) todo el pueblo gritó fuerte (teruá guedolá). En este caso hubo teruá con los cuernos sonoros (shofarim), así como con las voces (clamores).

Este hecho en Jericó nos puede dejar una gran enseñanza. Recordemos que desde la celebración del Día de Aclamación hay 10 días hasta el Día de Expiación (Yom Kippur), donde ayunamos según lo ordenó YaHWéH para el perdón de nuestro pecados en los meses pasados. Es importante entender muy bien el sentido del toque del cuerno de carnero (shofar) o de la trompeta. El sonido, Teruá, es como un grito de aclamación. Pero éste no debería ser de alegría si uno está cometiendo muchos pecados (nadie está exento de tenerlos), o si aún no ha aceptado a Yahoshúa como el Mesías que vino, murió, resucitó, está en el cielo y volverá, precisamente luego de un gran toque de Shofar para hacer efectiva la redención final y reinar por mil años en la tierra. La aclamación, teniendo en vista el Día de Expiación, debería ser como lo exige YaHWéH por medio de dos de sus profetas:


Isaías 58:1 ¡Clama a todo pulmón, sin restricción; alza tu voz como shofar! Denúnciale a mi pueblo su transgresión, a la Casa de Yaakov su pecado. (VIN)

Oseas 8:1 Ponte un shofar en la boca -como un águila sobre la Casa de YaHWéH; porque han traspasado Mi Pacto y han sido infieles a Mi Torá. (VIN)

Algunos podrían decir cómodamente que en esos pasajes el Amo del Universo sólo le reclama al pueblo de Israel que falló en el pasado; o a los judíos dirían otros. Pero pensar así es un gran error. El Pueblo de Israel somos nosotros mismos, aún no siendo judíos, aún siendo cristianos, o todos los que debemos obedecer los mandamientos del Altísimo.  Cuando aparece el término "Casa", debemos pensar que Dios le habla a nuestra alma, que debe ser la verdadera casa donde more el Espíritu de Santidad de YaHWéH.

El sonido (Teruá) que sale del cuerno sonoro o trompeta representa la Voz del Santo Bendito Sea que nos reclama por nuestros caminos errados, lejos de hacer correctamente Sus Mandamientos. Todos violamos Su Torá (Sus Instrucciones) de alguna manera, y muchas veces nos alejamos de Él contristando Su Espíritu, de manera que quedamos sin capacidad para cumplir con Sus Enseñanzas, y eso desemboca generalmente en falta de amor al prójimo. Quien no ama como Dios espera a su prójimo, Él se aleja de su corazón, y queda sin fuerzas para hacer lo correcto. Sólo hay un camino para volver a la senda correcta para tener Su Presencia en nuestros corazones: el arrepentimiento de todos los pecados pasados que siempre se tiene; quien diga que no, miente.

Entonces, la palabra Teruá, debe hacernos entender que debemos clamar o gritar aún sin sonido físico, pero sí espiritualmente al menos. Ese clamor debe representar el arrepentimiento genuino o sincero, un detener cualquier mala acción que nos dañe a nosotros mismos o nuestros prójimos.  Porque el daño es causado por pecados cometidos intencionalmente, conscientes del mal acto que advirtió el Altísimo de no hacerlos. Porque debemos meditar como David en el Salmo 51, especialmente cuando dice: El verdadero sacrificio para Dios es un espíritu arrepentido; Tú no desprecias, Oh Dios, un corazón arrepentido y humillado. (vers.17).

Ahora bien, sabiendo que luego de 10 días posteriores al clamor por arrepentimiento llegará el ayuno en el Día de Expiación, debemos pensar en otro tipo de clamor: el del grito de guerra. ¿Guerra para qué? Para luchar contra las tentaciones a pecar y contra los defectos a corregir. Y esa es una guerra de las más difíciles de nuestras vidas. Porque nacemos naturalmente con inclinación a pecar y, si no vivimos espiritualmente de acuerdo a la Guía del Todopoderoso, tropezaremos siempre. Ya nos lo ha advertido nuestro amado Pablo de Tarso, cuando dijo:

Gal.5:16 Por eso digo: Anden en el espíritu, y así jamás satisfarán los malos deseos de la carne. (17) Porque la carne desea lo que es contrario al espíritu, y el espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, para que ustedes no hagan lo que quisieran. (18) Pero si se dejan guiar por el espíritu, no están bajo [la condena de] la ley. (19)  Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Estas son: fornicación, impureza, desenfreno, (20) idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, (21) envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, de las cuales les advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Elohim. (22) Pero el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, (23) mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley, (24) porque los que son del Mesías Yahoshúa han ejecutado en el madero la carne con sus pasiones y deseos. (25) Ahora que vivimos en el espíritu, andemos en el espíritu. (26) No seamos vanidosos, irritándonos unos a otros y envidiándonos unos a otros.  (VIN)

¿Qué significa vivir en el espíritu? Significa permitir que el Espíritu de Santidad de YaHWéH more en nuestros corazones para guiarnos a cada paso de nuestras vidas, haciendo lo correcto que el Altísimo nos exige. ¡Y cuán importante es tener a Yahoshúa el Mesías también en nuestros corazones! De hecho, vivir según la guía del Mesías debe hacer que vivamos una nueva vida, una vez que nos comprometimos con él a imitarle y seguir sus enseñanzas, naciendo de nuevo como él lo pidió (Juan 3:3-5). Porque también dijo Pablo: "Con el Mesías fui ejecutado en el madero; y ya no vivo yo, sino que el Mesías vive en mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Elohim [Dios], que me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gal.2:20)".

Por eso hermanos, esa fe en el Mesías debe dar frutos, no sólo palabras de creencia en él. Debemos recordar la exhortación de Pedro, cuando nos dijo:

2Ped.1:1 Shimón Kefá [Pedro], servidor y Enviado de Yahoshúa el Mesías; a los que han alcanzado una fe igualmente preciosa como la nuestra por la justicia de nuestro Elohim [Dios] y del Salvador Yahoshúa el Mesías: (2) Que el favor y la paz se les multipliquen en el conocimiento de Elohim y de nuestro Maestro Yahoshúa. (3) Su divino poder nos ha concedido todas las cosas que atañen a la vida y a la piedad por medio del conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia. (4) Mediante ellas se nos han dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguen a ser ustedes participantes de la naturaleza divina, después de haber escapado de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. (5) Por esta misma razón, pongan todo empeño en añadir a su fe, virtud; a la virtud, conocimiento; (6) al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, perseverancia; a la perseverancia, devoción; (7) a la devoción, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. (8) Porque cuando estas cosas están en ustedes y abundan, no los dejarán estar ociosos ni estériles en el conocimiento de nuestro Maestro Yahoshúa el Mesías. (9) Pues el que no tiene estas cosas es ciego y tiene la vista corta, habiendo olvidado la purificación de sus pecados pasados. (10) Por eso, hermanos, procuren aun con mayor empeño hacer firme su llamamiento y elección, porque haciendo estas cosas no tropezarán jamás. (11) Pues de esta manera se les otorgará amplia entrada en el reino eterno de nuestro Maestro y Salvador Yahoshúa el Mesías.  (VIN)


Por tal razón hermanos, para no seguir ciegos o con la vista corta o dañada, toquemos fuerte el Shofar o la Trompeta, para que ese sonido en forma de clamor mueva nuestras fibras espirituales, de manera que podamos abrir los ojos a una sincera vida de purificación del alma. Pero recordemos que nada podemos lograr por nosotros mismos. El pueblo de Israel derribó las puertas de Jericó con el grito y los toques de cuernos sonoros, pero la ciudad ya estaba entregada por el Todopoderoso. De la misma manera debemos lograr que YaHWéH nos entregue la victoria sobre nuestros "enemigos", que son todas las tentaciones o provocaciones mundanas para pecar. Y la única manera es el clamor del arrepentimiento sincero, pero en permanente plegaria pidiéndole ayuda. La oración es el arma necesaria para que Dios nos proteja y nos fortalezca en la guerra; y, finalmente, para que nos de la victoria y transformación del alma.


Para nosotros, los creyentes en Yahoshúa (Yeshúa o "Jesús") de Nazaret que no somos judíos ni practicamos el judaísmo, sino la fe hebrea pura basada en la Torá Escrita, este día no es el comienzo del año (como se indica en Éx.12:2). Por eso esta convocación es en el séptimo mes, como indica claramente la Torá. La idea de comienzo de año la impuso el judaísmo rabínico que se basa en enseñanzas según la Tradición judía, y que a su vez tienen cuatro comienzos. De igual manera debemos ser respetuosos de todos, aunque uno no esté de acuerdo en sus creencias. Si me invitan a celebrar el "año nuevo judío" (Rosh Hashaná), particularmente no tengo por qué negarme a acompañar, así como tampoco me niego a presenciar familiarmente un año nuevo según la costumbre occidental (o conocida como gregoriana, el 1ro.de Enero). No considero nada malo en participar de esas celebraciones, aunque yo celebre sólo Yom Teruá, incluso en un día distinto a Rosh Hashaná. Cada uno es dueño de su vida y de hacer lo que crea correcto, y lo mejor es que se haga siempre con respeto a los demás.

Gabriel.